Casa en San Lázaro

San Lázaro, Santiago de Compostela

Proyecto: 2006-2007. Construcción: 2008-2010

 

Sobre el barrio de San Lázaro se estructura la expansión hacia el norte de la ciudad de  Santiago de Compostela. Su inmediata conexión con la autopista A6 que une la parte norte y sur de Galicia, ha favorecido la implantación allí de varios de los grandes equipamientos colectivos de la ciudad. Al lado de esa escala mayor se acomoda con cierta dificultad el tejido tradicional del barrio, muy ligado también a la entrada del camino francés. Alrededor de la iglesia de San Lázaro se apelotonan varios grupos de viviendas de crujía estrecha y de una a tres plantas de altura, muchas de ellas simples remedos de lo que entendemos por arquitectura tradicional, otras, las menos, ejemplos más puros de aquella. Sin embargo, la presencia de la estructura, de la trama tradicional, aún es patente. El Plan especial redactado para el barrio insiste en la preservación de ese tejido tradicional y define para cualquier construcción nueva, formas, volumenes y acabados similares a los que quizás algún día fueron mayoría: limitación de altura a planta baja y dos plantas, fachadas en las que prime el sólido sobre el hueco con acabado exterior en revoco, cubiertas de teja árabe, etc.

Nuestro proyecto para una casa unifamiliar en San Lázaro en una pequeñísima parcela de unos 40 m2 de planta, acepta sin discusión las normas impuestas poniendo el mayor cuidado en la ejecución de esos elementos intemporales de la arquitectura más sencilla- zócalo, ventana, revoco, tejado- confiando en que el trabajo detenido sobre ellos le confiera a las casa la ansiada pertenencia al lugar donde se construye. El zócalo de piezas de granito tezal se eleva hasta el nivel de la primera planta, para alejar con claridad de salpicaduras y golpes el más débil revoco que sobre aislamiento térmico exterior cubre el resto de las fachadas; las ventanas, como hueco que perfora el muro, son todas de la misma medida pero presentan variaciones en sus carpinterías en función de los espacios interiores a los que dan servicio;  la cubierta de teja curva se ciñe en su perímetro con un borde de chapa de zinc que conforma las convenientes albardillas y canalones.

En el interior de la vivienda, tan pequeño, los dormitorios en la planta primera y la sala y cocina en el espacio abuhardillado de la planta alta- en busca de las vistas hacia la ciudad- podríamos decir que ocupan lo que no ocupa la escalera, que se lleva a la medianera con la vivienda vecina permitiendo que todas las estancias se dispongan sobre las tres fachadas de la casa, para conseguir unos interiores luminosos y serenos. 

arriba
abajo
Casa en San Lázaro rvr arquitectos

t. +34 981 573867 / rvr@rvr-arquitectos.es